Home Edge Computing Ir al límite - y hacerlo bien